Skip links

Nuestra historia

El 20 de abril de 1906, se produjo el Prodigio de la Dolorosa en el salón- comedor del colegio San Gabriel de los Padres Jesuitas en Quito. Desde ese momento, Ella se convirtió en la patrona de la educación ecuatoriana. Como homenaje a los 50 años del Prodigio de la Dolorosa, los jesuitas retoman sus obras educativas en la ciudad de Guayaquil a través de los colegios “San Francisco Javier” y “20 de Abril”, teniendo al P. Alfonso Villalba S. J. como el jesuita designado para arrancar estas instituciones.

El 20 de abril del año 1956, en una villa ubicada en la esquina de las calles Tomás Martínez y Córdova, empezaron a funcionar ambas unidades educativas. El “20 de Abril” fue concebido como un colegio nocturno, orientado a personas de escasos recursos económicos; mientras que el “San Francisco Javier”, conocido comúnmente como Javier, impartió clases matutinas y empezó con el 6to grado de primaria y el 1er curso de secundaria.

Años más tarde, el Javier se trasladó a su nuevo local de 10 hectáreas, ubicado en la Vía a la Costa (1958 – 1959) funcionando como institución educativa e internado. En enero de 1962, se incorporó la primera promoción con 34 bachilleres. En sus inicios, funcionaba como colegio masculino, sin embargo, a partir del 2005, la institución pasó a ser mixta.

Tras 67 años de vida institucional, la Unidad Educativa Bilingüe Javier cuenta con cerca de 1,200 estudiantes y 186 colaboradores; continúa siendo un referente de formación humana, con la misión constante de formar hombres y mujeres líderes, de excelencia integral, inspirados en la Espiritualidad Ignaciana comprometidos con el desarrollo sustentable local y global, gracias a una comunidad educativa de excelencia, generadora de espacios de aprendizajes significativos e innovadores, para contribuir al desarrollo de una sociedad más justa y equitativa.

Años más tarde, el Javier se trasladó a su nuevo local de 10 hectáreas, ubicado en la Vía a la Costa (1958 – 1959) funcionando como institución educativa e internado. En enero de 1962, se incorporó la primera promoción con 34 bachilleres. En sus inicios, funcionaba como colegio masculino, sin embargo, a partir del 2005, la institución pasó a ser mixta.

Tras 67 años de vida institucional, la Unidad Educativa Bilingüe Javier cuenta con cerca de 1,200 estudiantes y 186 colaboradores; continúa siendo un referente de formación humana, con la misión constante de formar hombres y mujeres líderes, de excelencia integral, inspirados en la Espiritualidad Ignaciana comprometidos con el desarrollo sustentable local y global, gracias a una comunidad educativa de excelencia, generadora de espacios de aprendizajes significativos e innovadores, para contribuir al desarrollo de una sociedad más justa y equitativa.

Ser más para servir mejor Ser más para servir mejor Ser más para servir mejor
Ser más para servir mejor Ser más para servir mejor Ser más para servir mejor